Un nuevo 23 de enero en la historia política de Venezuela

por Ariel Orellana

El imperialismo Yanky ha pasado nuevamente a la ofensiva, comenzando por el mensaje entregado por el Vicepresidente de EE.UU Mike Pance, dando el vamos al golpe “blando” encabezado por Juan Guaido, presidente de la Asamblea Nacional y monitoreado directamente por la CIA y el Pentágono, y respaldado por los países capitalistas títeres y lacayos de EE. UU. Estos buscan desestabilizar aún más a Venezuela, ya no bastaba con el bloqueo financiero descarado (estrategia conocida por el pueblo chileno), con el acaparamiento de alimentos básicos para producir escasez, mercado negro e inflación, con la fuga de capitales y sus consecuencias nefastas en la economía y el pueblo, y con el aislamiento político. Hoy asistimos a un golpe de estado televisado en vivo y en directo y asestado de forma asquerosa por la burguesía oligarca y sus aliados continentales concertado en el grupo de Lima y en la Organización de Estados Americanos (OEA) que hoy dirige Luis Almagro y abalado por la ONG Human Rights Watch, la falsa defensora de los derechos humanos.

Los medios de comunicación serviles al imperialismo han orquestado una imagen de masivo apoyo a los golpistas encabezados por el Partido Voluntad Popular, el mismo del Guarimbero Leopoldo López, que a través de diversos mecanismos antipopulares han intentado hacerse del poder con el apoyo directo de la ultra derecha colombiana que ha puesto a sus paracos y sicarios al servicio del proyecto restaurador en Venezuela. Guarimbas (barricadas), la quema de la emblemática Casa Cultural Robert Serra y una estatua de Chávez, y el alzamiento de alrededor de 30 guardias nacionales, que fueron rápidamente capturados, y la dantesca quema del militante del PSUV (Partido Socialista Único Venezolano) German Cohen, en la ciudad de Mérida, han sido parte del libreto diseñado desde las oficinas de las entidades de seguridad en Washington y los organismos multilaterales del imperialismo.

A lo que debemos prestar atención no es sólo a la particularidad de lo que ocurre en Venezuela, acá lo que se está jugando es el enfrentamiento entre los grandes bloques imperialistas del mundo, que como en otras latitudes, se enfrentan a través de otros países por los recursos estratégicos que estos poseen y el caso del petróleo en Venezuela es decidor. El apoyo de uno y otro bloque al alzamiento ha demostrado que el problema no se circunscribe solamente al conflicto político interno de Venezuela sino que también se constituye en una expresión del conflicto generado por las disputas entre bloques imperialistas, alcanzando dimensiones continentales y mundiales.

El diagnóstico que tiene el Comando Sur es que no existen fuerzas políticas en Venezuela que puedan revertir el avance del Chavismo / Madurismo a través de los mecanismos institucionales, por lo tanto, lo que se busca es una desestabilización mayor y un cuadro de crisis social que permita generar las condiciones objetivas y subjetivas para una intervención a través de fuerzas de ocupación externas, principalmente Colombianas y Brasileñas, metodología de golpe ya practicado en Libia que propició la caída del gobierno de Gadaffi.

Desde este rincón de la Latinoamérica insumisa, el llamado es a la unidad de las y los venezolanos en torno al Gran Polo Patriótico, para enfrentar al imperialismo y sus lacayos locales y estar en estado de alerta para defender con todos los medios los avances en el plano político y social alcanzados a través de la lucha, pasar a la ofensiva contra los golpistas e imponer la dictadura del proletariado, único camino para asegurar los verdaderos intereses de la clase trabajadora y el pueblo.

Para nosotros y nosotras, la clase trabajadora latinoamericana, los que luchamos contra el capitalismo e imperialismo, nos queda la obligación de avanzar en nuestras peleas, crecer en organización política y conciencia clasista para avanzar hacia la revolución proletaria en nuestros países. Por otra parte es un deber solidarizar de forma efectiva con las y los trabajadores y el pueblo Venezolano.


“Si los grupos del capital monopolista de los EEUU se obstinan en llevar adelante su política de agresión y guerra, llegara inevitablemente el día en que sea ahorcados por los pueblo del mundo, igual suerte correrán los cómplices de los EEUU”

Discurso de la conferencia suprema de estado (8 septiembre, 1958), Mao Tse  Tung

(el autorMiembro de la Asociación Intersindical de Trabajadoras y Trabajadores Clasistas, AIT).