A 4 meses de la muerte de Alejandro Castro, encuentran fallecido a otro dirigente medioambiental en sospechosas circunstancias

Una nueva muerte de un dirigente social está bajo el manto de la sospecha. Al caso de Alejandro Castro, el líder de los pescadores de Quintero , en octubre pasado, se suma ahora lo sucedido con Marcelo Vega Cortés, presidente de la Asociación de Comunidades Indígenas de Chan Chan, Región de Los Ríos.

El cuerpo de Vega, de 47 años, fue encontrado en la mañana del jueves 31 de enero en la desembocadura del río Lingue, comuna de San José de la Mariquina, presuntamente tras el hundimiento en las aguas de la camioneta que manejaba.

De acuerdo a las primeras informaciones de medios locales, su cuerpo fue hallado a 500 metros del vehículo y fue rescatado por pescadores. El caso fue informado por la prensa como un accidente. “Dirigente de pescadores murió al caer camioneta al río Lingue”, tituló El Austral de Los Ríos de la cadena de El Mercurio.

Marcelo Vega, encontrada semihundida en aguas del río Lingue, en la versión de Carabineros

Asimismo, el dirigente, de oficio pescador artesanal, iba con un acompañante, Jorge Hualme Bustos, el cual es buscado por la Brigada de Homicidios (BH) de la Policía de Investigaciones de Valdivia, que indaga la denuncia por presunta desgracia, según indicó el fiscal Alejandro Ríos a Radio Bío Bío.

Las labores de búsqueda se extenderán hasta el domingo y, para ello, las autoridades de la zona estaban gestionando la llegada de un robot subacuático proveniente de La Unión y también un helicóptero.

Las interrogantes

Vega era presidente de Asociación de Comunidades Indígenas de Chan Chan y un opositor a la instalación de un ducto de la empresa Celulosa Arauco-Celco, la compañía de propiedad del grupo Angelini, para verter los riles de la planta Valdivia directamente al mar de Mehuín.

“En carne propia hemos vivido el actuar mafioso de empresas como Celco y el actuar irregular de los organismos del Estado”, aseguró la vocera del Comité de Defensa del Mar de Mehuín, Eliab Viguera.

A juicio de la dirigenta, el caso está lleno de interrogantes. “Nosotros tenemos un manto de duda con respecto a las investigaciones que se están realizando”, dijo.

Viguera apuntó a las condiciones en las que fue encontrado el vehículo ocupado por Vega. “Esto amerita una investigación sumamente exhaustiva, pues la camioneta estaba sumergida hasta la mitad, situación que habría permitido que Marcelo hubiera podido salir del vehículo y salvarse, sobre todo tratándose de una persona que tenía conocimientos en buceo”, indicó.

Los otros casos

Viguera recordó también el caso de Macarena Valdés, en Panguipulli, y el de otros dirigentes a nivel nacional, “que igual han aparecido muertos en circunstancias que no se han podido esclarecer”.

En la región está latente el recuerdo de lo sucedido con Macarena Valdés, la ambientalista que murió en agosto de 2016. La “Negra», como era conocida, estaba instalada en la comunidad mapuche Newen de Tranguil, donde se organizaron junto a la comunidad para detener la instalación del proyecto de RP Global para instalar una central de paso en parte del territorio de la comunidad.

El caso de Macarena Valdés se suma a lo ocurrido más recientemente con Alejandro Castro. «El Mecha», como era conocido en Quintero, fue encontrado muerto en la madrugada del 4 de octubre, colgado de su mochila en la reja perimetral de la línea férrea en Valparaíso. El día anterior, el ex secretario del Sindicato de Pescadores Artesanales C-24 había asistido a una marcha para visibilizar el conflicto en la ciudad puerto. La versión de un suicidio “sin intervención de terceros” entregada por la PDI, ha sido puesta en duda.

Tanto en su caso como el de Macarena Valdés, se denunció una serie de amenazas y amedrentamientos antes y después de la muerte de los activistas.

La muerte de Vega llamó la atención de personalidades como el alcalde comunista de Recoleta, Daniel Jadue, quien comentó en Twitter que “en menos de un año de gobierno Alejandro Castro, Camilo Catrillanca y Marcelo Vega. Todos dirigentes sociales ‘muertos’ en extrañas circunstancias”.

En tanto, Rodrigo Mundaca, de Modatima (Movimiento de Defensa del Agua, la Tierra y la Protección del Medioambiente), dedicó un mensaje de “fuerza para la familia de Marcelo Vega, y también para todas y todos los que integran el comité de defensa del mar de Mehuín”.