Valparaíso: Vocero Coordinadora Zonas de Sacrificio denuncia amenazas y agresiones

por Cristóbal Sepúlveda Concha

Desde que asumí en el cargo de Vocero de la Coordinadora No + Zonas de Sacrificio de Valparaíso, no he estado exento de la violencia Estatal y empresarial. Las primeras agresiones en mi contra empezaron cuando nos empezamos a movilizar por Quintero y Puchuncaví en Valparaíso, teniendo intervenido mi teléfono desde Octubre del 2018:

– El día 5 de octubre del 2018, luego de la marcha por la muerte de Alejandro Castro, Carabineros de Chile estaba afuera del edificio en el que vivo, era un escuadrón de motociclistas. Intenté entrar al edificio, pero Carabineros me llama por mi nombre, ante lo cual cuestiono si me van a realizar un control de identidad. En frente de ello, Carabineros me responde con insultos a mi persona, me gritan que deje de “meterme” en las manifestaciones y que me fuera a estudiar, sino me podía pasar algo malo. Ante tal respuesta, les cuestiono su actuar y cuando voy a sacar mi teléfono para grabarles, uno de ellos saca gas pimienta y me agrede con dicha herramienta. Me dejó sin capacidad de ver, y solo escuché cuando las motocicletas se alejaron.

– El 1 de noviembre, cuando procedíamos con unes compañeres a realizar actividades de propaganda, Carabineros de Chile en una patrulla me llama por mi nombre; ante lo cual me acerco a la patrulla mientras mis compañeros seguían su camino. Cuando me acerco, un oficial, me dice que se le había acabado la simpatía, en carácter y voz de orden, me dice que me iba a registrar. Ante ello, le digo que eso está fuera de todo procedimiento normal, y le solicito que me realice un control de identidad, ante lo cual se niega. Bajándose de la patrulla con otro Carabinero proceden a revisarme, botando todas las pertenencias que tenía en mi mochila, para luego decirme que me fuera del lugar con mis amigos, amenazando mi integridad física si es que no lo hacía.

-El 17 de diciembre cuando desalojaron el sindicato número 1 de Estibadores, me encontraba dentro del edificio como observador de DDHH. Cuando Carabineros procede a hacer el desalojo, totalmente ilegal y con violencia desmedida, intenté evitar lo más posible que se produjeran abusos en el proceso de detención. Dentro de la comisaria, un oficial me hace ver que me tenían identificado hace tiempo. Posteriormente, pudimos salir luego de 10 horas detenidos.

– El día 21 de diciembre, en el marco de las movilizaciones portuarias y horas antes de llevar a cabo la marcha Multi- Sectorial y Regional de Valparaíso, a las 9:00 de la mañana me encontraba en mi casa. En ese instante, golpean fuertemente la puerta. Gritaron que venían del OS-9 de Carabineros de Chile y que abriera la puerta. Sabiendo que no podían entrar sin una orden se las solicité, ante lo cual me manifestaron que no había orden, y que iban a entrar de todas maneras. Manifestaron que yo me estaba metiendo en demasiadas “weas” y que por andar “weiando en marchas” la iba a pagar caro. Frente a esas amenazas y constantes gritos detrás de la puerta, en la que me decían quede aquí no salía, me percaté que estaban forzando la cerradura de mi puerta. Ante eso, tomé la decisión de saltar por el balcón al quinto piso donde hay un jardín, en el momento en que voy a saltar, veo como Carabineros de Fuerzas Especiales entraba a mi departamento habiendo forzado la cerradura. Me retiro del edificio por las escaleras de emergencias hasta salir por el estacionamiento y seguir hasta el sindicato número 1 de Estibadores. Cuando regreso a mi casa, estaba todo dado vuelta.

– El día 3 de enero de 2019, posterior a una Asamblea de la Coordinadora, me siguieron varias cuadras en mitad de la noche, habiendo encarado al sujeto, no hubo respuesta. Me siguió hasta que decidí doblar a la casa de un amigo.

Esas son las afrentas que han realizado en contra de mi persona, y ruego tenerlas en cuenta por si en el futuro me ocurre algo.

(El autor y denunciante es Vocero Coordinadora No + Zonas de Sacrificio de Valparaíso)