Que responda Piñera: portuarios inician paros de advertencia en Valparaíso

de Fuerza Portuaria

Desde el 3 Enero del 2019, los trabajadores eventuales de Ultraport en TPS han hecho un paro de brazos caidos de dos horas al segundo turno desde las 20
hrs y al tercer turno un paro de brazos caidos de una hora, desde las 3:30 hrs. En advertencia por las listas negras, las que constituyen practicas antisindicales, que vulneran la igualdad ante la ley y la libertad sindical. Y los incumplimiento de acuerdos con la empresa. El no pago de beneficios a 36 trabajadores y 22 trabajadores que se niega a nombrar a trabajar. Nos sorprende que la empresa el 3 de Enero saque un comunicado diciendo que pago todos los beneficios, cuando en la practica no ha sido asi.

La defensa que los sindicatos hacemos a los 22 compañeros que han sido desvinculados de TPS, argumentando éste que dichas personas participaron en acciones violentas contra la empresa, no es una defensa de la violencia sino que un combate a la discriminación y persecución de quienes ejercensu derecho constitucional de sindicarse y ejercer acciones sindicales en defensa de los derechos fundamentales de sus asociados.

Aunque toda institución, empresa o sindicato, tiene derecho de no querer tener en su interior a personas que hayan realizados actos violentos en contra de supropiedad y las personas de la misma, para ejercer ese derecho debe respetar a la vez el de presunción de inocencia y esta solo puede cambiar si se muestran las pruebas necesarias para que se demuestre de forma inequívoca la participación de las personas en tales actos impropios. En caso de no hacer ello y acusar a una persona sin pruebas, ya no se está ejerciendo el derecho a defenderse de personas violentas, sino que se está ocupando ese concepto como excusa para ejercer discriminación y persecución sindical, pasando a llevar libertades constitucionales como el de sindicarse, como también el derecho a presunción de inocencia que forma parte del bloque constitucional de derechos, porque está asegurado y garantizado
por la Convención Americana de Derechos Humanos como en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Dichos derechos, de acuerdo al art 5° inciso 2° de la Constitución de la República, constituyen limites a la soberanía, debiendo ser promovidos por todos los órganos de Estado, incluyendo claro está
el Ministerio del Trabajo.

Por lo que instamos a las autoridades de gobierno a que garanticen un debido proceso y fiscalizacion. Y a la empresa a recapacitar respetando los acuerdos y asi destrabar este conflicto innecesario, que a estas alturas no se entiende ni justifica.