Argentina: “Contracumbre” de CLACSO no da respuesta a la barbarie capitalista

de POR-Argentina //

El Foro ha sido convocado por Clacso (Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales) en la semana previa al G20 en Buenos Aires.

La apertura del Foro que se realiza en el Club Ferro ha estado a cargo de Cristina Kirchner y Dilma Rousseff y le seguirán Haddad (reciente candidato del PT en Brasil), Garcia Linera de Bolivia, etc. Participarán académicos de todo el mundo.

Según Gentili de Clacso Cristina Kirchner “expresará una visión de esperanza y futuro que hoy tiene que tener el activismo progresista” en el continente, que esta “atravesando un momento de regresión”

Es importante tomar en cuenta los planteos de los dirigentes políticos presentes, porque influencian a un sector importante de las masas y se presentan como alternativa política a la sociedad.

El PT ha sido derrotado en Brasil y su principal fi gura preso. ¿Qué balance hace Dilma y el PT de su derrocamiento, que dio lugar a una dictadura civil, que permitió el potenciamiento de Bolsonaro? Las movilizaciones en su defensa fueron limitadas por varias razones: porque Dilma y su gobierno iniciaron la política de ajuste, de ataques contra las masas (Dilma nombró al frente del Ministerio de Economía a un hombre del FMI, del capital financiero); porque llamaron a confiar en la Justicia y en la legalidad desconociendo que la única forma de derrotar a un golpe es con la movilización generalizada de las masas, con la huelga general; porque nada menos que su vicepresidente Temer encabezó el golpe; por sus alianzas con sectores oligárquicos. En la segunda vuelta electoral, tratando de revertir el resultado, Haddad y el PT, modificaron su programa para pactar con un sector de las iglesias y con sectores de derecha que dieron el golpe. La derrota del fascista Bolsonaro y sus planes vendrá desde las bases del movimiento obrero, pasando por encima de las tendencias conciliadoras de la burocracia y del PT, cuyas políticas han defraudado a las masas

¿Cuál es el balance de 12 años de kirchnerismo? Qué esperanza, qué futuro, puede representar? Gobernadores, legisladores, burócratas sindicales que integraron su espacio, fueron ¡y son! sostén fundamental del gobierno de Macri, uno de los más entreguistas y reaccionarios de la historia. Hoy apuestan exclusivamente a un gran frente antimacri, que junte otra vez a personajes miserables en nombre de la “unidad”, de derrotar al “neoliberalismo”, de la “patria”, volviendo a “tragar sapos…”

No olvidamos que el kircherismo ha sido el Gobierno de la ley antiterrorista, de los 6.000 luchadores procesados por la Justicia, del asesinato del compañero Ferreyra a manos de las bandas de la burocracia sostenida por el Gobierno, de Berni al frente de la seguridad infiltrando manifestaciones, del Proyecto “X”, de Milani al frente de las fuerzas armadas, de la represión en Panamericana, de la represión a los Qom, etc.

Con el mayor crecimiento de la economía no se terminó con la desocupación, ni con la pobreza, ni con el trabajo en negro. Se utilizaron todos los excedentes de divisas para pagar deuda externa por decenas de miles de millones de dólares que el país necesitaba para su desarrollo. No se recuperaron todas las empresas privatizadas/regaladas bajo el menemismo. Los empresarios la juntaron “con pala”. Creció la concentración de la tierra en manos terratenientes y creció la concentración económica en manos de las multinacionales. Un Gobierno que contó con mayoría en el Congreso y fuerte apoyo popular.

Contando con mayoría en el Congreso impidió que se tratara la ley de derecho al aborto. Ahora reconoce que en su movimiento hay “pañuelos celestes”.

El kirchnerismo, como reivindican, actuó como bombero ante un país prendido fuego, con las masas en pleno choque con todas las instituciones del Estado, que ellos han sabido reconstruir, haciendo un favor gigante al sistema. Las nacionalizaciones limitadas que se hicieron fueron generosamente pagadas… La lucha por desconocer la deuda externa, por nacionalizar la banca y el comercio exterior, por recuperar todas las riquezas y la empresas, se abrirá camino pasando por encima de las direcciones conciliadoras. Al imperialismo no se lo derrota con discursos, ni con votos, ni con leyes.

¿Cuál es el balance de Bachelet y los gobiernos de la Concertación? Sus gobiernos han aplicado una política neoliberal, ni siquiera se han atrevido con las más mínimas reformas. La Constitución pinochetista sigue en pié. Gobiernos que han dado la espalda al reclamo Mapuche y han reprimido sus reclamos. La situación de las masas es dramática. Es la explicación de porqué le dan la espalda a estos sectores que son los mismos que traicionaron la revolución en la década del ´70.

¿Cuál es el balance de Evo? En nombre del indigenismo ha pactado con las multinacionales y declara abiertamente la sociedad con ellas, que hacen negocios extraordinarios. Las reformas neoliberales siguen en pie. Ese es el “modelo económico” que menciona Linera, de respeto a la gran propiedad privada. Su gobierno interviene en los sindicatos y en los movimientos sociales para disciplinarlos, para impedir sus luchas. La reforma autoritaria al Código Penal fue impedida por la enorme respuesta popular. Actúa como una dictadura contra los movimientos de masas, utilizando su justicia, reprime a las nacionalidades del Tipnis y hasta los campesinos cocaleros que tercamente resisten y que fueran su base de sustentación. La situación de las masas ha empeorado bajo su Gobierno, que está agotado políticamente. Sólo la clase obrera tiene un programa que sacará al país del atraso y la miseria y terminará con la demagogia indigenista que despertó tantas ilusiones

Estas referencias por mencionar a sectores que aparecen como primeras fi guras de este Foro. Pero que también le cabe a la experiencia de Correa en Ecuador, de Ortega en Nicaragua, de Chavez/Maduro en Venezuela, con Lugo en Paraguay, etc

Si no hay un buen balance de su experiencia no se superarán las ilusiones con el nacional-reformismo, que llevará a una nueva frustración y derrota. Este sector es incapaz de resolver los problemas de raíz de la sociedad. Han enterrado las banderas nacionalistas que alguna vez levantaron, porque la burguesía se ha transformado en una clase antinacional, cobarde, parásita, entreguista, que renunció a sus tareas históricas, y esto es irreversible. Esa burguesía no tiene problemas en pisotear las formas democráticas de su dominación para pasar a las formas totalitarias de gobierno, cuando la situación lo requiere.

Esas banderas sólo pueden ser levantadas consecuentemente por la clase obrera. La izquierda democratizante, que se ha adaptado al sistema, que pretende profundizar la democracia o genera ilusiones en democratizar el régimen también lleva a frustraciones, como ocurrió en Grecia o como ya dicho, en Chile con los gobiernos de la Concertación (PS y PC incluidos).

La clase obrera para poder liderar los levantamientos nacionales contra el imperialismo debe resolver su crisis de dirección, construir partidos revolucionarios en cada país y fortalecer el trabajo por reconstruir la IV Internacional, con la perspectiva de los Estados Unidos Socialistas de América Latina.