La farsa de las reformas educativas y el movimiento estudiantil

por Maxiimiliano Cortés//

El sistema de educación vigente, implementado en los 80 ́s por la dictadura se ha visto cues onado duramente tanto por estudiantes, que se han movilizado ac vamente, como por gran parte de la comunidad educa va, incluyendo profesores y funcionarios. Las masivas movilizaciones estudian les iniciadas el 2011 han instaurado un debate necesario sobre ejes puntuales que caracterizan la miseria que envuelve la educación hoy en Chile; la gratuidad o la desmunicipalización, han sido foco tanto de crí cas por parte de estudiantes y trabajadores de la educación, como también blanco de las reformas ar ciales del gobierno, que buscando bajar la agitación iniciada por las movilizaciones y conciliando los intereses capitalistas han cocinado bias reformas que no ofrecen ninguna respuesta ni a las demandas del movimiento ni a las necesidades de acceso a la educación.

La tan manoseada “gratuidad universal” se sorteó con un pobre sistema de becas con cupos limitados que man ene el sistema empresarial a nivel educa vo, el alto nivel de endeudamiento de los estudiantes y les cierra las puertas a gran parte de hijos de obreros que no cumplen los requisitos; y la “desmunicipalización” por otro lado que, según dicen, busca mejorar la lamentable ges ón económica y pedagógica de los colegios públicos se traduce en la creación de una Agencia Pública que, además de crear nuevos cargos burocrá cos estatales, no propone soluciones para los estudiantes ni para los trabajadores de la educación. Fueron los propios docentes quienes plantearon su rechazo frente a esta nueva ley en una consulta nacional que resultó con un 80% de rechazo hacia el proyecto que fue aprobado recientemente por el Senado, sin una clara oposición ni movilización por parte del Colegio de Profesores, que también sigue profundizando su crisis interna.

Se ha echado a andar el aparato legisla vo para aplacar demandas estructurales que enen su base en las relaciones capitalistas que se dan en el mercado de la educación. El gobierno bonapar sta de Bachelet, en su intento por conciliar los intereses

de los empresarios de universidades y colegios con las demandas de estudiantes y trabajadores de la educación, se ha visto en la necesidad de maquillar ciertas normas con pincelazos sociales para lograr mantener rme el negocio en la educación y la estructura capitalista.

LEY DE FORTALECIMIENTO DE UNIVERSIDADES ESTATALES DEBILITANDO EL MOVIMIENTO

Otra de las reformas del gobierno en materia de educación es la Ley de reforma a las universidades estatales que viene a regular dis ntos aspectos de estas en dades públicas en cuanto a nanciamiento, gobernabilidad y precarización laboral de los funcionarios.

Si bien, sus creadores dicen que fortalece la Educación Superior Estatal, ésta man ene las mismas lógicas de nanciamiento que hasta hoy opera en las universidades generando un ejército de endeudados tanto de estatales como privadas; por otro lado recon gura precarizando las relaciones laborales de los funcionarios tanto de planta como a contrata y honorarios; y por úl mo, crea un Consejo Superior compuesto en parte por integrantes designados por el gobierno que tendrá injerencia en las decisiones de la Universidad aplicando los criterios de la coalición burguesa de turno.

Hubo desde un comienzo una permanente oposición a la reforma por parte de estudiantes y trabajadores de las universidades, quienes se movilizaron en una marcha de miles de estudiantes este 5 de sep embre pasado, cuando la comisión de educación de la cámara de diputados aprobó la idea de legislar la reforma con los votos de la nueva mayoría (incluida Camila Vallejo como embajadora de un PC rme con los intereses burgueses del gobierno). El rector de la U. de Chile Ennio Vivaldi, que en un comienzo se opuso al proyecto junto a los estudiantes, que hicieron la con él, fácilmente hizo un paso al costado cuando el Ministerio de Educación le ro como

migajas las indicaciones respecto a los integrantes de la universidad en el Consejo Superior y mantener a los funcionarios bajo el Estatuto Administra vo, dando la impresión de haber respondido a las demandas de las movilizaciones, sin embargo, los problemas de nanciamiento, calidad, accesibilidad y precarización laboral siguen en pie y los estudiantes y trabajadores sin poder dar una lucha efec va contra los ataques del gobierno.

TAREAS DEL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL

El movimiento estudian l hoy se encuentra estancado en las tác cas del gobierno por mantener las estructuras capitalistas dentro de la educación, se enfrasca en infructuosos diálogos que terminan desviando la atención con reformas que no son más que maquillaje de un sistema que ya no se sos ene. Por esto es necesario no transar sino profundizar y generalizar la lucha de los estudiantes contra los empresarios de la educación y el carácter burgués del sistema educa vo, sin dejar por eso de luchar por demandas necesarias como la gratuidad efec vamente universal que abra las puertas de las escuelas y las universidades para el libre acceso de los trabajadores y sus hijos.

El movimiento estudian l debe sacar lecciones de sus luchas, y la reforma a las universidades estatales es un ataque que debería rea rmar la necesidad de luchar junto a los trabajadores. Los estudiantes al ser un movimiento heterogéneo y transitorio no ene intereses propios de clase, ya que tampoco se con guran como una clase social por la relación indirecta que enen con la producción, esto es importante tenerlo en cuenta para entender las tendencias pequeñoburguesas que se desarrollan dentro del movimiento y también para comprender la necesaria relación que debe exis r entre estudiantes y trabajadores en una lucha uni cada por imponer un Sistema Único de Educación que sepulte la educación burguesa.

(tomado de Nuevo Curso, Octubre 2017, COR)

También te podría gustar...