Ante el Atentado en el Manchester Arena

Desde el Porteño repudiamos de la manera más enérgica el brutal atentado del Manchester Arena, especialmente repugnante al estar dirigido contra una masa de adolescentes, incluidos niños y niñas.

por Osvaldo Costa

Compartimos la angustia y el dolor de los familiares y amigos de los 22 asesinados/as y 59 heridos/as y les enviamos nuestras más sentidas condolencias.

También queremos solidarizarnos con la comunidad libia de Manchester y, más en general, con la comunidad islámica, así como con los refugiados e inmigrantes, que no tiene responsabilidad alguna en este salvaje atentado, pero son objeto de acusaciones por parte de la extrema derecha británica y de medidas represivas de la policía.

Las autoridades informan de una vaga reivindicación del atentado por parte de ISIS y es muy posible que se trate de una acción perpetrada por algún simpatizante, coincidiendo con los retrocesos territoriales del “Califato” en Medio Oriente.

Este tipo de acciones merece el repudio más completo del movimiento obrero y social, y de todos los partidos y organizaciones que se revindican de la izquierda y de la defensa de los derechos democráticos. Estos métodos del terrorismo son ajenos a los métodos de lucha de la clase trabajadora y los pueblos oprimidos por el imperialismo.

Estos ataques, aunque pretendan justificarlos políticamente, no están en absoluto dirigidos contra los gobiernos europeos, responsables, junto a su jefe de filas norteamericano, del saqueo y las guerras coloniales en Medio Oriente, de la política criminal hacia los refugiados e inmigrantes y de los planes de ajuste contra la clase trabajadora europea. Por el contrario, están dirigidos contra inocentes que no solo no tienen ninguna responsabilidad por las políticas genocidas del imperialismo europeo y norteamericano, sino que son también sus víctimas.

Atentados como el de Manchester solo favorecen las campañas de justificación de los gobiernos y sus medidas de represión y cercenamiento de los derechos democráticos y los derechos individuales de los inmigrantes musulmanes y los trabajadores. Solo favorecen sus políticas imperialistas contra los pueblos del mundo.

Solo la movilización independiente de los pueblos oprimidos, unidos a la clase obrera y los pueblos europeos, será capaz de derrotar a ISIS que según se ha ido develando en el último tiempo, es en realidad un aparato militar, compuesto principalmente por mercenarios, financiado por los estados petroleros más serviles al imperialismo. Así mismo hay que constatar que es el propio imperialismo quien promueve guerras sanguinarias para defender sus intereses mezquinos.

También te podría gustar...